Tag Archives: coche averiado

¿Qué es el valor venal y el valor de restos?

La definición de estos dos términos, es muy cotidiana a la hora de tasar su vehículo o calcular la indemnización de su compañía de seguros.

El valor venal, es el valor que su automóvil  puede llegar a obtener en este momento en el mercado en perfecto estado de funcionamiento, es decir, sin estar accidentado o averiado.  Este valor se consulta normalmente en unas tablas que realiza la empresa Eurotax, también llamadas tablas GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios). Eurotax se basa en las estadísticas de ventas de coches, teniendo en cuenta la antigüedad y el kilometraje. Existen dos tablas distintas, la primera indica el valor de su vehículo en el mercado en este momento y la segunda indica el promedio por lo que los profesionales comprarían un vehículo con esas características, en este momento. Las compañías de seguros siempre utilizan el más alto, que es el primero.valor venal y restos

En cuanto al valor de restos, es el valor que obtienen los restos de su vehículo después de sufrir un siniestro. Este valor es obtenido tras una oferta realizada por parte de terceros, como Autorecupera. El valor de restos puede variar según el alcance de la avería, o el accidente del vehículo, esto es porque las empresas que compran los restos de su vehículo, lo hacen con el fin de arreglarlo, o para la utilización de sus piezas. Por ejemplo, un vehículo quemado, o con daños muy graves, tiene un valor de restos bajo, sin embargo, si la avería es menor, puede alcanzar un valor de restos mayor. La cotización de las piezas y el coste de la reparación (especialmente los materiales) son los principales factores que influyen sobre el valor de restos

Hay casos, cuando el vehículo es muy nuevo y siempre en un espacio temporal marcado por cada compañía de seguros, en los que no se utiliza el valor venal convencional; la indemnización será por el valor de nuevo, es decir lo que le costó adquirirlo. En algunos casos especiales (seguros de flotas principalmente), se utiliza el Valor de reposición, es decir lo que costaría adquirir otro coche exactamente igual tras el accidente.

¿Porque las compañías de seguro descuentan el valor de restos de la indemnización?

En las condiciones generales de contratación de los seguros, normalmente se explican los derechos y deberes tanto del asegurado, como del asegurador. En el momento que se produce un siniestro total, la indemnización está basada en ecoche siniestrol valor venal del vehículo, el cual es el valor que obtendría el automóvil justo antes del accidente, este valor se consulta normalmente en unas tablas que realiza la empresa Eurotax, a partir de las estadísticas de ventas de coches como el suyo, y teniendo en cuenta su antigüedad y kilometraje.

Según la normativa fijada en el Boletín Oficial del Estado de la Dirección General de Seguros, en el artículo treinta y tres del Anexo 2, la tasación de un vehículo siniestrado se apreciará con arreglo al valor venal del vehículo, y se liquidará según este valor deduciendo el valor de restos, que es el valor que tienen los restos del automóvil después del accidente.

Por esta normativa, en el momento que su compañía de seguros le va a indemnizar, le ofrecerá el valor venal del vehículo menos el valor de restos, dándole la opción de vender estos restos a un tercero que previamente ofertó por el mismo.

De esta manera, el asegurado podrá dejar de hacerse cargo de los restos de su vehículo, pudiendo obtener la totalidad del valor venal. Si por el contrario, el asegurado lo quiere vender o arreglar por su cuenta, podrá hacerlo sin problemas.

¡¿Que tengo una reserva de dominio?!, ¿eso qué es?

Esta frase es la que pronuncian los propietarios cuando encontramos que un vehículo tiene una reserva de dominio. Normal, porque nunca nos lo explican cuando vamos a financiar un coche.

Cuando pedimos un crédito para adquirir un coche, ya sea en nuestro banco, o en el concesionario, la entidad financiera anota en el Registro de Bienes Muebles, y por lo tanto en tráfico, que se está reservando el dominio sobre el coche hasta que se haya pagado completamente. Esto quiere decir que no podremos vender, ni exportar, ni cambiar de nombre el coche hasta que esté completamente pagado.

financiacion_coche

Reserva de dominio AUTORECUPERA.COM

Cuando el vehículo no está pagado todavía, desgraciadamente tenemos que hacernos cargo de la deuda antes de poder cambiar el coche de nombre en Tráfico. Esto es más complicado de lo que parece ya que muchas financieras se reservan 30 días adicionales después de haber cobrado la deuda hasta que emiten la “carta de libertad”. Esta carta no es mas que una notificación en un formato concreto, firmada por un apoderado de la Entidad Financiera, que certifica que el coche ha cancelado la deuda. Con esta carta podemos acudir ir al Registro de Bienes Muebles a levantar la Reserva de Dominio.

Registro-Provincial-de-Bienes-Muebles-de-Madrid.-Irene-Navarro

Reserva de Dominio. www.autorecupera.com

Hasta cierto punto es comprensible porque el vehículo no deja de ser parte de la garantía del préstamo. Pero aún es peor cuando ya hemos pagado el coche, porque la mayoría de estas financieras mantienen estas reservas sin avisarnos, y cuando vamos a vender el coche nos encontramos con el problema. Esto es bastante desagradable tanto para el vendedor, como para el comprador, ya que retrasa y complica la compra-venta.

Por supuesto, si usted decide vender su vehículo averiado o accidentado con nosotros, le ayudaremos en todo momento en el proceso, le ayudaremos con la financiera y si lo requiere podremos presentar la carta de libertad en el registro de su Provincia. Al tratarse de vehículos con una avería, el comprador puede ir reparándolo mientras el Registro hace el levantamiento, que en algunas provincias es especialmente lento. En el siguiente enlace puede ver el procedimiento de nuestra subasta no vinculante y enviarnos su vehículo .

En una nueva entrada explicaremos qué otras cuestiones pueden paralizar o condicionar la venta de un coche, como son los embargos, la falta de pago de impuestos, el hecho de que el propietario haya fallecido, la co-propiedad de un coche, etc.