La automoción que viene: ¿Se impondrán las nuevas formas de disponer de coche?.

Actualmente, el uso compartido de vehículos tanto para trayectos largos como para trayectos reducidos en una misma ciudad tiene cada vez más demanda. Tras muchos intentos fallidos en todo el mundo, parece que las dos vías que se imponen son el uso compartido (Car Pool) y una modalidad de alquiler fácil, flexible y barato (Car Sharing)
                                                 imagen shareacar

Car Pool: Uso compartido de automóvil

Esta práctica fue creada especialmente para las personas que hacen un trayecto similar y les permite hacer el viaje juntos. Desde hace cuarenta años es una forma de alquilar tu vehículo de forma puntual para determinados viajes o de forma regular si siempre se repite la misma ruta. Actualmente, en la era de Internet y aplicaciones móviles ha encontrado su impulso definitivo. El propietario comparte sus costes de viaje con otros viajeros que prefieren la rapidez de realizar un transporte en coche frente al transporte público.

En España, la empresa más conocida es BlaBlaCar, fundada en Francia hace seis años. Esta empresa cobra una comisión a los viajeros por gastos de gestión. Por el contrario Amovens, otra empresa similar española que no cobra comisión y permite que los pagos se hagan en efectivo el día del viaje, eso sí exigiendo a los conductores contratar un seguro de responsabilidad civil que cubra a los acompañantes en caso de accidente.especialmente para las personas que hacen un trayecto similar y les permite hacer el viaje juntos. Desde hace cuarenta años es una forma de alquilar tu vehículo de forma puntual para determinados viajes o de forma regular si siempre se repite la misma ruta. Actualmente, en la era de Internet y aplicaciones móviles ha encontrado su impulso definitivo. El propietario comparte sus costes de viaje con otros viajeros que prefieren la rapidez de realizar un transporte en coche frente al transporte público.a práctica fue creada

imagen carsharing

Car Sharing: Más que un alquiler.

Es un moderno concepto de movilidad que promueve el uso racional del coche, ofreciendo la posibilidad de usarlo sólo cuando verdaderamente se necesita, sin la necesidad de tener que gastar el dinero en uno propio. Las empresas de car sharing, propietarias de los coches, los tienen permanentemente depositados en puntos estratégicos de las ciudades conectados al transporte público. El usuario de una forma muy sencilla puede disponer de ellos, normalmente con reserva, pero sin papeleos ni complicaciones, pagando por el uso que hace de ellos.

En 2004, Car Sharing estaba presente en 22 países de 4 continentes. Hoy la cifra de clientes supera en el mundo los 2 millones de usuarios. Dos buenos ejemplos en España son:

Respiro, en Madrid: Sus coches están equipados completamente, se puede circular libremente en las zonas de prioridad residencial que están restringidas a vehículos privados y dispone también de una flota de coches eléctricos, los coches están estacionados y listos en aparcamientos cercanos a estaciones de Cercanías y Metro.

Avancar:  Lleva operando en Barcelona desde hace 10 años y también se encuentran en Madrid, además de en paises como Francia, Canadá, EE.UU., Reino Unido y Austria. Ofrecen tarifas especiales para particulares y también para empresas. Las tarifas horarias y diarias incluyen el carburante y el seguro.

www.blablacar.es/

www.respiro.es/

www.avancar.es

www.amovens.com

Prepárense que los cambios en el sector del automóvil no han hecho más que empezar…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Captcha * Tiempo límite agotado. Por favor cargue de nuevo el CAPTCHA.