Category Archives: Ayuda al conductor con un coche averiado

¿Qué hacer con un coche averiado o accidentado que no vale la pena reparar?

A lo largo de la vida de un coche, no es extraño que en algún momento tengamos que enfrentarnos a una reparación costosa, lo suficiente como para que nos plateemos si vale la pena asumir ese gasto.

Si los daños no son muy importantes, pero aun así no nos interesa reparar,  pueden surgir muchas dudas y preguntas:  ¿Qué puedo hacer con mi coche averiado? ¿Puedo sacarle alguna rentabilidad? ¿Será posible venderlo? ¿Dónde puedo vender mi coche averiado?

Si la avería es muy grave,  normalmente la primera opción que se nos ocurre es llevarlo al desguace, pero aquí también deberíamos plantearnos algunas cuestiones: ¿Cuánto me darán por mi coche en un desguace? ¿Existen otras alternativas?

En ambos casos nuestra recomendación es, obviamente, que acuda a Autorecupera o a una empresa similar de garantía. Nosotros compraremos su coche averiado o accidentado al mejor precio del mercado, porque lo vamos a ofrecer a miles de talleres, compra-ventas y desguaces que, precisamente, están buscando coches accidentados y averiados como el suyo. Los talleres los buscan para tener trabajo cuando su clientela baja, los compraventas para reparar y vender, y los desguaces por el aprovechamiento de sus piezas.

Pensará que al ser Autorecupera un intermediario, usted podría conseguir más dinero si lo vende directamente. Es posible, pero muy poco probable. Piense que los potenciales compradores competirán en una subasta,  por lo que el precio alcanzado será el máximo posible. Además,  los honorarios de Autorecupera son muy bajos, por lo que apenas afectarán al precio de venta, con la comodidad añadida de que nos encargamos directamente del cambio de nombre y del papeleo,  para que esté seguro de que no le van a llegar multas ni impuestos más adelante.

Otra ventaja de contar con nuestra ayuda es que usted puede tasar su coche estropeado a través de nuestra subasta,  y luego decidir si quiere repararlo o prefiere venderlo. Usted no tendrá compromiso alguno ni le cobraremos nada si decide no vender. Además, le mantenemos la oferta siete días, para que tenga tiempo suficiente para tomar la mejor decisión. De hecho, muchas compañías de seguros solicitan nuestros servicios para decidir sobre los siniestros que no van a reparar.

¿Compramos coches en cualquier estado?, la respuesta es SI. Ya sea una avería de motor (bastante frecuente), de caja de cambios, un accidente con airbags saltados, o incluso averías menores como una rotura en el embrague o en la correa de accesorios. Si usted no quiere repararlo, nuestra oferta será competitiva, ya que los talleres pueden reparar a un coste muy inferior al de mercado cuando se trata de un coche propio.

Nuestra única limitación es la edad del coche. Si su vehículo  tiene más de 15 años, tendríamos que valorar el caso previamente. En cualquier caso, no dude en contactar con nosotros s través del siguiente formulario, o llamarnos si tienen dudas.

¿Qué es el valor venal y el valor de restos?

La definición de estos dos términos, es muy cotidiana a la hora de tasar su vehículo o calcular la indemnización de su compañía de seguros.

El valor venal, es el valor que su automóvil  puede llegar a obtener en este momento en el mercado en perfecto estado de funcionamiento, es decir, sin estar accidentado o averiado.  Este valor se consulta normalmente en unas tablas que realiza la empresa Eurotax, también llamadas tablas GANVAM (Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios). Eurotax se basa en las estadísticas de ventas de coches, teniendo en cuenta la antigüedad y el kilometraje. Existen dos tablas distintas, la primera indica el valor de su vehículo en el mercado en este momento y la segunda indica el promedio por lo que los profesionales comprarían un vehículo con esas características, en este momento. Las compañías de seguros siempre utilizan el más alto, que es el primero.valor venal y restos

En cuanto al valor de restos, es el valor que obtienen los restos de su vehículo después de sufrir un siniestro. Este valor es obtenido tras una oferta realizada por parte de terceros, como Autorecupera. El valor de restos puede variar según el alcance de la avería, o el accidente del vehículo, esto es porque las empresas que compran los restos de su vehículo, lo hacen con el fin de arreglarlo, o para la utilización de sus piezas. Por ejemplo, un vehículo quemado, o con daños muy graves, tiene un valor de restos bajo, sin embargo, si la avería es menor, puede alcanzar un valor de restos mayor. La cotización de las piezas y el coste de la reparación (especialmente los materiales) son los principales factores que influyen sobre el valor de restos

Hay casos, cuando el vehículo es muy nuevo y siempre en un espacio temporal marcado por cada compañía de seguros, en los que no se utiliza el valor venal convencional; la indemnización será por el valor de nuevo, es decir lo que le costó adquirirlo. En algunos casos especiales (seguros de flotas principalmente), se utiliza el Valor de reposición, es decir lo que costaría adquirir otro coche exactamente igual tras el accidente.