5 averías evitables con una buena conducción (2ª parte)

En este nuevo post, continuaremos con unos buenos consejos para mantener en óptimas condiciones su vehículo a través de una conducción apropiada y eficiente.

  1. Abusar de los frenos en las bajadas prolongadas puede tener tres consecuencias: aumentar el desgaste de los discos y pastillas, provocar posibles deformaciones en los discos y deteriorar el líquido de frenos.Debe utilizar marchas cortas en las bajadas. Además de hacer trabajar menos a los frenos, de esta forma tendrá un mayor control sobre el vehículo al tomar las curvas.
  2. Puede provocar averías en su motor si circula a revoluciones muy bajas como por ejemplo:

–          La válvula EGR: provoca que en ella se acumule mayor cantidad de carbonilla, lo que hace que su vida útil se reduzca un 50%.

–          El catalizador: también acumula más carbonilla.

–          El filtro de partículas: la carbonilla acumulada puede saturarlo y terminar de dañarlo.

–          En motores antiguos: el sobreesfuerzo al que se ve sometido el propulsor podría provocar daños en piezas como los casquillos del cigüeñal, de las bielas, etc.… Estos daños reducen la vida útil de su motor.

En un coche diesel, las revoluciones deben estar entre 1.700-1.800; en cambio, si se trata de un propulsor gasolina atmosférico, ese umbral asciende hasta las 2.500 rpm.

3.  Subir el coche a un bordillo de más de 5 centímetros puede afectar a neumático, llantas, rótulas y a la suspensión del paralelo.

4.  No se debe mantener la mano todo el tiempo sobre la palanca de cambios sino se genera un poco de presión sobre los mecanismos internos de la caja, algo que termina por desgastar y provocar holguras en sincronizadores, rodamientos… A largo plazo, esto se traduce en vibraciones, y que las marchas no entren correctamente…

5.  Debe circular siempre despacio por zonas bacheadas o con andén sino puede provocar una serie de daños:

–          Los neumáticos, sufrirían deformaciones o pequeños cortes que podrían obligarle a sustituirlos.

–          Las llantas, podrían verse dañadas si el impacto es severo y notará vibraciones en la dirección a altas velocidades.

El sistema de suspensión y la estabilidad se pueden desajustar.

Siguiendo estos consejos, conseguiremos alargar la vida útil del vehículo y disfrutar de una conducción tranquila y  por supuesto, segura.

Si a pesar de todo, tenéis un vehículo averiado o accidentado, no dejéis de solicitarnos su puesta en subasta aquí. Estaremos encantados de buscar el mejor valor posible para su vehículo.

5 thoughts on “5 averías evitables con una buena conducción (2ª parte)

  1. matricular coche extranjero

    La buena conducción no solamente nos garantizará tener menos accidentes sino además protegerá nuestro coche y nos permitirá ahorrar dinero con averías tontas que podían haberse evitado. Muchas gracias por estas indicaciones que desde ahora tendré muy en cuenta.

    Reply
  2. Hostiauto

    Buenos consejos, coincido en los 5 puntos descritos para evitar algunas de las averías más comunes de los vehículos. Y más teniendo en cuenta los tiempos que corren, que cuanto menos gastos nos genere el vehículo mucho mejor.

    Un saludo.

    Reply
  3. MdeC

    Buenos consejos en los dos últimos artículos que habéis publicado.
    En la cuestión de los neumáticos también es 100% recomendable comprobar la presión de los neumáticos al menos una vez al mes. Además de temas de seguridad, su correcta presión ayuda en prevenir daños en la llanta, desgaste irregular, y muchos beneficios más.

    Un saludo!!

    Reply

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Captcha * Tiempo límite agotado. Por favor cargue de nuevo el CAPTCHA.