5 averías que nosotros mismos provocamos al coche

5 AVERÍAS QUE NOSOTROS MISMOS PROVOCAMOS AL COCHE

Tome nota de los pequeños vicios que los conductores solemos tener al volante y que deberá evitar si quiere que su coche no se estropee antes de la cuenta.

A continuación, le damos unos consejos que deben seguir:

  1. Se debe revisar la presión de los neumáticos de forma periódica, en caso contrario puede ser que los neumáticos se desgasten de forma irregular o que sufras un reventón en marcha. Se recomienda revisar la presión una vez cada dos meses al menos. Las presiones indicadas por tu fabricante vienen indicadas en el libro de usuario, en la cara interna de la tapa del depósito de carburante, o en el marco de alguna de las puertas.
  2. Hay que tener en cuenta la temperatura del motor al acelerar. No es recomendable acelerar en  exceso con el motor en frío ya que provoca un mayor desgaste interno del motor. Acostúmbrese a esperar unos 10 segundos antes de comenzar a circular. Después, acelere siempre de forma progresiva, evitando que el motor se revolucione durante los primeros minutos.
  3. Tener pisado el pedal del embrague en un semáforo puede provocar un mayor desgaste del sistema. Debe dejar el coche en punto muerto y sin pisar el embrague en esas circunstancias. Tampoco conviene circular con el pie apoyado en el pedal porque se puede estar pisando involuntariamente.
  4. Si después de un esfuerzo considerable de su vehículo o un viaje, se detiene el motor sin dejarlo reposar, el aceite que queda acumulado en él tenderá a carbonizarse, provocando que el turbo se averíe. Debe esperar un minuto con el motor en marcha y el coche parado antes de detener el motor. En ese tiempo, el sistema de refrigeración y la propia circulación del aceite rebajaran la temperatura del turbo, reduciendo el riesgo de avería en más de un 90%.
  5. Debe utilizar el Aire Acondicionado mínimo una vez cada dos meses ya que el propio funcionamiento del aire acondicionado asegura una correcta lubricación del sistema, algo que alarga la vida del compresor y ayuda a reducir el riesgo de posibles fugas de gas.

Con estos pequeños consejos sencillos podemos cuidar y alargar la vida de nuestro coche, además de proporcionarnos una mayor seguridad. Ahora bien, si tenéis la mala suerte de tener una avería o un golpe y estáis valorando venderlo sin reparar, estaremos encantados de ponerlo en subasta y obtener por él el mejor valor posible. Una vez te pasemos el resultado de la subasta podrás decidir qué te conviene más; tú decides si quieres aceptarla o no. Envíanos tu coche en este enlace y podrán pujar por el cientos de pujadores profesionales en toda España.

blog

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Captcha * Tiempo límite agotado. Por favor cargue de nuevo el CAPTCHA.